lunes, junio 12, 2006

Futbol


Los juegos, son actividades ligadas al ser humano y a muchos animales. Cuando los animales domésticos juegan, emocionalmente están tranquilos, retozando y gozando de una seguridad y bienestar. Cuando el humano practica algún deporte indudablemente que está sujeto a esfuerzo, sufrimiento, preocupación, interés, entre otras muchas emociones. Y cuando tiene éxito en lo que se propone, o gana una contienda, las emociones también son variadas, y principalmente son euforia y satisfacción.
Los deportes ayudan a tener una vida con objetivos, y se aprende que muchas actividades en la vida se coronan con éxitos, y que para llegar a ello se requieren esfuerzos y sufrimientos.
Es comprensible los deportistas que batallan mucho por ejemplo para escalar una montaña y solo logran una satisfacción personal de mucho valor para ellos. Con objetivos firmes, y bien precisos, los esfuerzos no se sienten como sufrimientos sino más bien como logros parciales.
El futbol es un deporte de masas, y es impresionante que además del bienestar que sienten los jugadores, también los espectadores tienen múltiples emociones. Cuando se logra un gol, las cámaras televisivas nos muestran a los fanáticos con una euforia impresionante, que se manifiesta con gritos y ademanes, y bailes etc. Cuando el contrario mete un gol, pues las emociones se transforman en sufrimiento, frustración, y llanto. Estas emociones fácilmente pasan en cosa de segundo de unas a otras. Pero al final, hay satisfacción, hay un cierto alejamiento de la realidad, y de los problemas.
La euforia es un estado mental, que además de provocar bienestar, puede ocasionar una mejor actuación en otras actividades.
Entre otras emociones, está la esperanza de que nuestro equipo de México, pueda lograr una buena posición entre los otros participantes, y esa esperanza, esa euforia, nos provocan también alegría.
Todo esto del deporte, y del futbol, provoca emociones importantes en el ser humano, que bien canalizadas son motivaciones para seguir viviendo bien.

Saludos a todos.
Y esperamos comentarios

1 comentario:

Joshua dijo...

el futbol, así como muchas actividades colectivas, le permiten al aficionado a hacer una descarga euforica, ya que como se comenta, existen y coexisten una amplia serie de sentimientos y emociones en este deporte, es una manera adecuada de poder desechar el estres y también de controlarlo con niveles tolerantes, la euforia futbolistica es más saludable que el que esta euforia se desvie en actos antisociales que lesionen los intereses o la integridad de los demas y "que viva México"